¡Tranquilos compatriotas, tranquilos!


PUNTOS DE VENTA "SÍ SE PUDO"


Confieso que antes que alegría por el empate de ayer lo que siento es alivio.

Porque esos últimos minutos, mientras paraguayos y chilenos movían sus marcadores y se metían una vez más a la pelea, también nos complicaban el panorama, dejándole a un desalmado equipo argentino la posibilidad de con un gol complicar nuestro camino.

No hablo de justicia, hablo de fútbol, porque aunque ayer fuimos dominados en territorio y posesión de la pelota (también en ocasiones de gol), nuestra selección no se sintió avasallada, todo lo contrario, porque Gallese se plantaba con seguridad y nos dejaba la clara sospecha de que hilvanando uno que otro ataque marcaríamos el gol de la victoria.

Porque cuando Oreja se atrevía, los asustaba, porque cuando Yotún se acomodaba, también lo hacía, con mayor razón tras el ingreso de Polo que con su velocidad asustaba a los nerviosos defensores argentinos que caían como pirañitas a Guerrero cada vez que le llegaba la pelota.

¿Que nos hicieron falta Cueva y Carrillo?, no lo dudo; pero es claro que cuando Gareca deba cambiar el planteamiento debido a ausencias, tendremos jugadores con la capacidad de cumplir la nueva tarea encomendada.

Festejemos el empate muchachos, porque aunque el de ayer no fue el partido histórico que esperábamos, puede que ese puntazo sea el que marque la diferencia en la tabla y nos clasifique el Mundial de Rusia. Estamos a un paso…¡Estamos a un paso! (debo ponerle énfasis para creerlo).

Colombia tendrá que pagar el pato.

¡Arriba Perú Carajo!